Historia

Fraga: Colegio Sagrada Familia

La apertura del colegio de Fraga (Huesca), fue iniciativa del prelado de Lleida, Tomás Costa y Fornaguera, propuesta en julio de 1883. En setiembre del mismo año, llegó la comunidad formada por cuatro religiosos y presidida por el P. José Novell.

Al colegio, herencia antigua de los PP. Escolapios, de enseñanza primaria y después de latinidad, acudieron alrededor de 300 alumnos.

El P. Novell fue relevado de en su cargo por el P. Jaime Sarri. En octubre de 1887 llegó el P. Juan Gregori para hacerse cardo de la comunidad y del colegio. Dificultades de orden económico empezaron a rodear la presencia de los religiosos allí. Para remediarlo de alguna manera, el prelado abrió una clase de latín para poderles asignar una de las nóminas del profesorado del seminario diocesano.

Contrastaba este interés y solicitud del obispo con la despreocupación de la junta que, conociendo la situación y crisis, pedía todavía la reducción de la pensión  asignada para manutención de la comunidad.

En 1897, después de haberlo consultado con el prelado y con identidad de miras con él, por falta de recursos económicos e informalidad de la junta local, ordenó el retiro de la comunidad.