Historia

Sant Hipòlit de Voltregà: Colegio Sagrada Familia

El canónigo de Barcelona José Morgades y Gili (1824-1901), ya obispo de Vic desde 1881, fue el promotor de este colegio, construido exnovo por la población y confiado al instituto del Padre Manyanet, quien, además, intuía la posibilidad de reclutar vocaciones en toda la Plana de Vic.

El 16 de agosto de 1884, tras una misión de tres días, se dieron cita en Sant Hipòlit, el obispo de Vic y el Padre Manyanet con los religiosos que iban a iniciar la actividad docente.

La junta y el Padre Manyanet firmaron un contrato de mutua colaboración en el que se delimitaban los derechos y obligaciones de cada una de las partes, las condiciones de la enseñanza y la dotación de los religiosos. Pero tanto la junta como el ayuntamiento fueron remisos en el cumplimiento de sus deberes con la comunidad que empezó presidiendo el P. Juan Gregori, y después, en 1887, el P. Pedro Novell.

Por otra parte, las forzadas ausencias de los religiosos jóvenes que imponía el servicio militar, junto con la escasez de recursos económicos, fueron razones suficientes para, también de acuerdo con el obispo Morgades, clausurar el colegio apenas cuatro años después.